lundi, juin 04, 2007

Dulce agonía

La miró de reojo.

En su último aliento, todavía sentía la dulce fragancia de sus palabras.
Aunque solamente fueran los últimos alientos de su desesperación.
Se mostraba disperso.
Se terminaba el delirio, la vida se destruyó, el destino no contó con él.
Sus manos abandonaron su rostro, y fueron desvaneciéndose hacia la nada.
Sus ojos, alojados en la esperanza, perdieron su brillo.
Quiso vomitar un sueño.

Y construir su vida entorno a él.
Dibujar algodones en el cielo, y escucharla reír.
La realidad se iba desdibujando.
El segundero era implacable.
Su fuerte abrazo no consiguió retenerla.
No quería que se fuera.
Pero fue inútil, ella se había marchado.
Y dentro de la urna transparente donde encerró sus besos, sólo quedaba una almohada.
Su niña de los cabellos de cristal se había marchado.

Aferrado a ella, murió una ilusión.
P.S: Escrito y publicado por primera vez en galatea.blogia.com el 20 de abril de 2005.

Libellés : , , , ,

1 Comments:

Blogger dragonfly said...

:( :(

que triste!

8:23 PM  

Enregistrer un commentaire

Links à  ce post:

Créer un lien

<< Home

Safe Creative #1401260111977