lundi, avril 23, 2007

Dragos


El cielo se cubre de nubes de azufre. Y los ríos se tiñen de sangre. Dragos avanza y hace restallar sus llamaradas de fuego en las pesadillas infantiles. Intercambia preguntas y adivinanzas al mismo tiempo que hipnotiza al caballero con su inquietante mirada sin párpados. Se ríe de la suerte de la princesa, sentada en la caverna sobre huesos y cuernos, mientras la perla colgada de su cuello, refleja el miedo del niño, que mira la escena desde su cama.

Fuera de la caverna, el caballero infantil, alejados sus temores, acude al auxilio. Le arrebata al dragón la perla de su cuello, y clava su lanza en el corazón.

Sentada en una mecedora, la anciana acaricia un pequeño gato que parece estar dormido. Algo le perturba en su duermevela, bosteza y un ligero olor a azufre invade la estancia. La anciana sonríe, conoce sus sueños pero continua acariciándole la cabeza.
P.S: Escrito y publicado por primera vez en galatea.blogia.com el 14 de diciembre de 2005.

Libellés : , ,

1 Comments:

Blogger Juan Antonio Medina said...

Lo mas bonito de muchas historias es a veces contarlas, como esta anciana mientras acaricia a su gato. ¿Verdad?

Siento mucho no haberme pasado en tanto tiempo, pero con tantos cambios en mi vida me ha costado, espero quedarme.

Besos

3:04 PM  

Enregistrer un commentaire

Links à  ce post:

Créer un lien

<< Home

Safe Creative #1401260111977